SANACIÓN ACTIVA

La Técnica de sanación más antigua del mundo

Cuando un un bebe llora desconsolado su madre lo acaricia amorosamente para que se calme y encuentre la paz, cuando nos hacemos una herida o nos damos un golpe, instintivamente llevamos las manos al foco del dolor para aliviarlo, cuando acariciamos la cara de un ser querido o cuando lo abrazamos estamos activando nuestras energías internas para dar algo de nosotros mismos al otro, desde el amor, desde la entrega, desde la generosidad… En realidad estamos poniendo en marcha, sin saberlo, la técnica de sanación más antigua del mundo…

¿Cómo es posible que podamos ejercer alguna modificación sobre la materia y sanar a un enfermo?

Albert Einstein, uno de los científicos más relevantes del siglo XX, nos dio la explicación científica, él demostró que la materia es equivalente a la energía, dicho en sencillas palabras, materia y energía son dos manifestaciones diferentes de una misma entidad física, en su Teoría de la Relatividad encontró la relación entre estas dos manifestaciones (E=MC2), de aquí se desprende que una pequeña cantidad de materia es una inmensa cantidad de energía, por tanto la aparente inactividad de la materia encierra en sí misma un dinamismo extraordinario, podemos decir que el alma de la materia es la energía.

Luego otro descubrimiento de la física cuántica nos revela algo extraordinario: una partícula, que es una de las partes infinitesimales de un átomo, por tanto una parte de la materia, modifica su comportamiento en función del observador, es decir, el observador altera lo observado por el mero hecho de su observación. La conclusión es obvia, es posible, y así se ha demostrado, que podemos modificar el comportamiento de la materia, podemos influir en ella y transformarla. En la Sanación Energética Activa decimos que “La energía va donde va la mente”.

Estos aparentes misterios explican como un ser humano, por medio de su voluntad y su intención amorosa puede afectar positivamente sobre una enfermedad manifestada en el cuerpo físico. La materia del cuerpo físico se rige por el mismo principio que hemos explicado y por tanto un terapeuta experimentado, con la técnica adecuada, puede modificar el cuerpo físico enfermo de una persona interviniendo primero en el cuerpo energético.

Esta intervención no provoca dolor ni efectos secundarios y, en un corto período de tiempo, se pueden notar los efectos en el cuerpo físico. Así podemos regenerar el cuerpo enfermo de un ser vivo hasta restituirle de nuevo la salud.

La energía es la fuente y el origen de la vida

Yolanda Meana Ortíz

Formada en distintas ramas de la naturopatía holística y energética.

Facilítanos tus datos y en breve nos pondremos en contacto contigo para concertar una cita. ¡Te esperamos!
Información básica sobre protección de datos
  • Responsable: GET LUCKY GROUP, S.L. +info
  • Finalidad: Responder a tu solicitud de información. +info
  • Legitimación: Consentimiento del interesado. +info
  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros salvo obligación legal o que la cesión sea necesaria para el cumplimiento de la finalidad. +info
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. +info
  • Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos aquí